Aceite de Oliva

Estamos ante uno de los productos más usados y más típicos de la gastronomía Española. Es un aceite vegetal que se extrae del fruto del olivo, es decir oliva o aceituna. Casi la tercera parte de la pulpa de la aceituna es aceite. En España, las instalaciones donde se obtiene el aceite reciben el nombre de almazara. La provincia de Jaén, es la mayor productora de aceite de oliva en el mundo, y España la mayor productora de aceitunas, por lo tanto de aceite y derivados.

En España su introducción como cultivo se debe, probablemente, a los fenicios, quienes a finales del II milenio a.C. iniciaron la colonización del Mediterráneo Occidental. Al principio la influencia fue pequeña pero a finales del siglo VII a. C. se desarrollo en todo su esplendor la cultura Fenicia incluyendo ello el cultivo del olivo y el procedimiento de extracción del aceite.

En el final del s. XIX se completa el proceso de expansión del olivar que se había iniciado en el s. XVIII llegando de esta forma a contabilizarse en Andalucía una extensión de 240.000 hectáreas. A finales del s. XIX y principios del XX el olivo y su producto comienzan a tener de nuevo un importante impulso debido al reconocimiento del valor nutritivo y lo que para la salud representa el aceite de oliva, hasta el punto de constituir un elemento básico en la dieta y un protector muy eficiente contra las enfermedades degenerativas y especialmente las cardiovasculares.

El aceite de oliva principalmente se divide en 4 tipos. El aceite de oliva virgen extra, este tipo de aceite es de máxima calidad, se obtiene directamente de aceitunas en buen estado con un sabor y olor intachables y libre de defectos, únicamente por procedimientos mecánicos; Aceite de oliva virgen, este aceite sigue los mismos parámetros de calidad que el aceite de oliva extra, para el consumidor medio, los defectos son prácticamente imperceptibles; Aceite de oliva , contiene exclusivamente aceites de oliva refinados y aceites virgen y virgen extra; por último está el Aceite de orujo de oliva, este tipo de aceite es el resultado de la mezcla de aceite de orujo de oliva refinado, y de aceite de oliva virgen o virgen extra. Los tipos de aceitunas con los que se produce el aceite de oliva virgen en España son: Arbequina, Picual, Cornicabra y Hojiblanca.

Para una adecuada conservación del aceite de oliva virgen, este se debe proteger de la luz y mantenerlo a una temperatura lo más constante posible, sin grandes oscilaciones y que no sea ni muy elevada ni baja. El aceite de oliva posee grandes facultades y es muy beneficioso su consumo para la salud. Hoy en día se utiliza como excipiente y principio activo de muchos medicamentos. Contiene vitamina E, previene el envejecimiento celular, ayuda a reducir los niveles de colesterol, en las personas diabéticas ayuda a rebajar los niveles de glucemia y ayuda al endurecimiento de los huesos.

En la poesía y la lírica española se han escrito muchas páginas dedicadas a glosar el olivo y toda la vida que se mueve en su entorno. Muchos autores, después han elogiado y cantado al olivo como Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina, Antonio Machado, Federico Garcia Lorca, Pablo Neruda y Miguel Hernández.

Una de las principales marcas de aceite de España, es la empresa ‘Ybarra’. Una de sus principales frases es “Aceite Ybarra, oro líquido”. Una gran verdad que se aplica a cualquier buen aceite de España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s