Casa Milà

Popularmente llamado ‘La Pedrera’, por su aspecto exterior, parecido al de una cantera a cielo abierto. Construido entre los años 1906 y 1910. La Casa Milà es un reflejo de la plenitud artística de Gaudí, pertenece a su etapa naturalista, periodo en que el arquitecto perfecciona su estilo personal, inspirándose en las formas orgánicas de la naturaleza. Desde el año 2013, La Pedrera es propiedad de la Fundación Catalunya-La Pedrera, que es la encargada de organizar exposiciones, actividades y visitas.

La Casa Milà fue un encargo que el industrial Pere Milà i Camps y su esposa, Roser Segimon i Artells, hicieron a Antoni Gaudí en el año 1906. La idea era construir un edificio en la parcela en el límite entre Barcelona y Gracia, como residencia familiar, pero también con pisos de alquiler, en un momento en que el Ensanche de Barcelona se convirtió en el principal motor de la expansión urbanística de la ciudad, lo que trasformó al paseo de Gracia en el nuevo centro residencial burgués.
La Pedrera se construyó como dos bloques de viviendas, consta de seis plantas articuladas alrededor de dos patios interiores, uno circular y otro oval, más un sótano, un desván y la azotea.

La fachada es un elemento fundamental de la casa. Las tres fachadas, de 30 metros de altura, contienen 150 ventanas. Una es la Fachada del Paseo de Gracias, otra la Fachada del Chaflán, que es la más central y conocida del edificio, y por último la Fachada de la calle Provenza, que es la más extensa con 43 metros de largo.

El interior de la Casa Milà está diseñado de forma funcional para una comunicación fluida entre las diversas partes del edificio. La azotea situada sobre el desván, es donde Gaudí situó las salidas de escalera, las chimeneas y las torres de ventilación, diseñadas usando distintos estilos, de una manera muy una original y rompedora en la época. En la azotea se encuentran un total de 30 chimeneas (foto).  En una de las chimeneas Gaudí situó un corazón que apunta hacia Reus, su lugar de nacimiento, mientras que en el otro lado hay un corazón y una lágrima apuntan hacia la Sagrada Familia, hecho que algunos expertos interpretan como señal de tristeza por no poder verla acabada. El director de cine George Lucas se inspiró también en las chimeneas para los cascos de los soldados imperiales y del personaje Darth Vader en la saga Star Wars.

casa-mila-chimenea

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s