Blas de Lezo

“Todo buen español debería mear siempre mirando a Inglaterra”,esta frase define a la perfección, al que es uno de los héroes de la historia de España.

Blas de Lezo, fue un oficial tuerto, cojo y manco de la marina española que consiguió resistir el ataque de 195 navíos ingleses con apenas 6 barcos, durante el Siglo XVIII.

Blas de Lezo nació en Pasajes, Guipúzcoa, el 3 de febrero de 1687

Cuando tenía 17 años cuando se enroló de guardiamarina al servicio de la escuadra francesa al mando del conde de Toulouse.

Ese mismo año se quedaría cojo.La pierna la perdió en la batalla de Vélez-Málaga, la más importante de la Guerra de Sucesión.Fue una dura batalla en la que una bala de cañón se llevó la pierna izquierda de Blas de Lezo, pero él continuó en su puesto de combate. Después se le tuvo que amputar, sin anestesia, el miembro por debajo de la rodilla. Cuentan las crónicas que el muchacho no profirió un lamento durante la operación.

El ojo lo perdió dos años más tarde, en la misma guerra, en la fortaleza de Santa Catalina de Tolón mientras luchaba contra las tropas del príncipe Eugenio de Saboya.

Su acto heroico más importante y una de las razones por las que se le recuerda fue en Colombia, donde tuvo que defender Cartagena de Indias contra los ingleses, en una batalla desigual.

La flota británica sumaba dos mil cañones dispuestos en casi ciento ochenta barcos, y en torno a treinta mil combatientes entre marinos , soldados y esclavos negros macheteros de Jamaica. Las defensas españolas de Cartagenera incluían tres mil hombres entre tropa regular , milicianos, seiscientos indios flecheros traídos del interior, más la cuantiosa marinería y tropa de desembarco de los seis navíos de guerra de los que disponía la ciudad.  Tras tomar algunas de las defensas de la ciudad, el asalto británico al castillo San Felipe de Barajas, el último baluarte importante que la defendía, fracasó el 20 de abril; con gran parte de la tropa enferma, grandes bajas sufridas en los combates y la llegada de la época de lluvias, los británicos optaron por destruir las defensas a su alcance y abandonar el asedio.

Las pérdidas británicas fueron graves: unos cuatro mil quinientos muertos, seis barcos perdidos y entre diecisiete y veinte muy dañados. La derrota en Cartagena desbarató los planes británicos para la campaña y permitió que continuase el dominio español en la región durante varias décadas más.Los ingleses, que contaban con la victoria, se habían precipitado a acuñar monedas y medallas para celebrarla. Dichas medallas decían en su anverso:”Los héroes británicos tomaron Cartagena el 1 de abril de 1741″, “El orgullo español humillado por Vernon”.

A lo largo del mundo este español tiene estatuas que le recuerdan, y cabe destacar la estatua que se inaguró en Madrid (Plaza de Colón), hace unos años.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s